Publicado el: dom 29, May, 2016

Complejo Escenario Enfrenta Concesión de Clínica de Ñuñoa

630_clinica_0

Concejales desaprueban que sea administrada por un privado.

Un fallido traspaso al Ministerio de Salud y un persistente desinterés de los privados han marcado hasta ahora los intentos por poner en marcha la clínica de Ñuñoa, un recinto que costó $15 mil millones y que debería haber abierto sus puertas en 2012, inspirado en la Clínica Cordillera de Las Condes, la primera de su tipo impulsada por un municipio.

Ubicado en la esquina de avenida Grecia y calle Los Jardines, el inmueble de 25 mil m {+2} construidos lleva diez meses desocupado desde que el ex alcalde Pedro Sabat lo presentara en sociedad antes de dejar el cargo.

Este panorama podría cambiar el 7 de junio, cuando el concejo municipal vote la idea de entregar la clínica en concesión por un período de 30 años.

A la licitación -que estuvo abierta entre abril y mayo- se presentó solo un oferente: la sociedad «Clínica Nueva Ñuñoa», compuesta por tres médicos y que sería respaldada por un grupo de inversionistas, según se asegura desde el municipio.

En su propuesta, los profesionales ofrecen implementar 54 especialidades médicas, 55 camas de hospitalización, 38 box de urgencias y 48 de consultas, además de una inversión de más de $8 mil millones para habilitar los aún inconclusos pisos cuatro y cinco del inmueble.

Además, plantean entregarle al municipio $95 millones mensuales en prestaciones médicas, lo que se traduciría en 1.040 consultas, 175 procedimientos de laboratorio e imagenología, 27 días cama y 45 cirugías para los vecinos más vulnerables de la comuna, que el municipio estima en 72 mil. El resto de los vecinos (unos 195 mil) podrán acceder a un descuento de 30% en consultas y procedimientos.

Los concejales observan con recelo estos números. Aducen que la sociedad interesada no tiene experiencia -se formó días antes de la licitación- y que hará usufructo de una construcción hecha con fondos municipales. «Esto tiene que incorporarse a la red de salud del Estado. No conozco, en ninguna parte del mundo, que una sociedad con fines de lucro tenga estas prestaciones filantrópicas, gratuitas», advierte Jaime Castillo (DC).

Para el alcalde de Ñuñoa, Andrés Zarhi, la única opción para abrir la clínica es el aporte de inversionistas. «El otro alcalde (Sabat) estuvo siete años tratando con privados, con el Gobierno y no consiguió nada. No puedo entender que parte de los concejales no quieran que los vecinos de Ñuñoa tengan una clínica», cuestiona. Agrega que el municipio recuperaría lo invertido en 14 años.

Hasta ahora el único concejal que evalúa votar a favor es Julio Martínez (UDI): «Yo quiero que la clínica se eche a andar».

Las Condes

En 2015, la Clínica Cordillera hizo 205 mil atenciones, con un subsidio de $2.189 millones.

Fuente, economiaynegocios.cl

Show Buttons
Hide Buttons