Publicado el: vie 21, Oct, 2016

¿Cuánta Gente va Votar en las Próximas Municipales en Ñuñoa?

municipales

La respuesta es simple, directa y rápida. No sé. Nadie sabe. Sólo se escuchan especulaciones e innumerables hipótesis.

Sin embargo, para responder esa pregunta hay un supuesto fundamental: no hay razones para pensar que la tendencia a la alta abstención desde que hay voto voluntario se pueda revertir. Es más, los hechos que hemos conocido estos últimos años que han profundizado la crisis de participación, legitimidad, representación y confianza contribuyen a aumentar la sensación de malestar y distancia que hay con la política, sus actores e instituciones.

Sin embargo, hay un dato que puede hacer variar la situación y anular la tendencia a la abstención. Se trata, que en el contexto de una coyuntura negativa para la derecha en las municipales del 2012 –crisis gobierno Piñera, auge movilización social y alza proyecto Nueva Mayoría- hay una pérdida de 15.000 votos en concejales y 20.000 en Alcalde. Hoy, la situación es inversa. Es más, en la comuna la abstención fue negativa para la derecha al bajar considerablemente su votación y no tuvo efectos para la Nueva Mayoría a mantener estable su votación en concejales y alcaldes en relación al 2008.

Por tanto, ¿cuántos votos podrá recuperar la derecha local?; y, si lo hace, logrará mantener la Alcaldía y mantener su representación en el concejo.

El primer dato, por tanto, que debemos instalar es la abstención que tuvimos en la municipal pasada que en Ñuñoa llega al 55%. El padrón electoral en esa elección era de 173.848. Los votos emitidos llegaron a 77.882 y los válidos a 72.097. En consecuencia, la abstención es de 96.000 electores equivalentes al 55%.

Segundo dato, los inscritos en Ñuñoa para estas municipales son 182.372 electores; es decir, hay un aumento en el padrón electoral de 8.524 electores (5%).

Por tanto, si afirmamos que la abstención será mayor tenemos que decir que el punto de partida es el 55% de abstención observado en la elección anterior. Entonces, ¿a cuánto va subir esa cifra?

No podemos saberlo. No obstante, podemos plantear hipótesis y hacer ejercicios de simulación. Voy  a desarrollar tres escenarios.

PRIMER ESCENARIO: las cifras de abstención se mantienen

Según esto, los votos emitidos podrían llegar a 81.703 y los votos válidos  a 75.984. Por cierto, más votos absolutos; pero, idéntico número de votos en términos relativos. No obstante, como hay más listas, más candidatos y hay cambios estructurales en el campo de fuerzas no podría darse el mismo escenario que en el 2012. Con cambios estructurales, me refiero a que no está el factor Sabat, Zarhi –como primera mayoría- no va al concejo -¿qué va pasar con sus 7.000 votos?-, Caro cambia de lista al pasar de RN a Evópoli y la derecha va en tres listas. Del mismo modo, los radicales no están en el pacto con el PC/PPD y aparece Revolución Democrática y el Movimiento Autónomo. Cambios, sin duda, que van a modificar el escenario.

SEGUNDO ESCENARIO: la abstención aumenta al 60%

Una abstención del 60% muestra un total de 72.949 votos emitidos  y 67.842 votos válidos (manteniendo constante el peso relativo de los nulos y blancos de la elección anterior). En este escenario podríamos movernos entre el 55% y el 60% de abstención; es decir, entre 76.000 y 68.000  votos válidos.

TERCER ESCENARIO: la abstención aumenta al 65%

Una abstención del 65% muestra un total de 63.830 votos emitidos y 59.362 votos válidos (manteniendo constante el peso relativo de los nulos y blancos de la elección anterior). En este escenario podríamos movernos entre el 55% y el 65% de abstención; es decir, entre 76.000 y 60.000  votos válidos.

Hacer proyecciones, sin duda, es complejo. Si se mantiene la abstención del 2012 y el peso relativo de los nulos y blancos tendremos 76.000 votos válidos; si aumenta al 60%, los válidos serán 68.000 votos; si aumenta al 65%, los votos válidos serán 60.000.

Debo reconocer, sin embargo, que hablar de una participación en votos válidos que oscila entre 76.000 y 60.000 no es mucho aporte. Pero, ¿se puede hacer otra proyección?

Propongo, por tanto, proyectar un total de votos válidos en torno a los 65.000, más cercanos a 70.000 que a 60.000. Sin duda, sólo ficción.

Lo relevante, en consecuencia, es que estos votos dados los cambios estructurales en el campo local de fuerzas se van a distribuir de manera distinta a cómo estamos acostumbrados.

No obstante, independientemente, de cómo se desenvuelvan estas cifras, los cambios no serán muchos. Si entrar en el detalle –lo que haré en otro artículo- hay que decir que la única incertidumbre es si entra o no al concejo un representante de la izquierda no oficial. Y, si lo hace, a quien le quieta el cupo a la derecha o a la Nueva Mayoría.

Por Alejandro González-Llaguno

Show Buttons
Hide Buttons