Publicado el: Sab 21, Oct, 2017

Nicolás Muñoz (DC), “El Nuevo Sistema Electoral Permite que los Nuevos Candidatos le Puedan Ganar a los Actuales Diputados”

Nicolás Muñoz Montes ( 38 años) es abogado de la universidad de Chile, casado y tres hijos. Ex concejal de la Municipalidad de Providencia  y durante la administración de la Presidenta Michelle Bachelet se desempeñó  como jefe de gabinete del ex ministro DC Jorge Burgos.

De familia con raíces decé, Muñoz ingresó a militar a ese partido en su época universitaria y aunque no ha ocupado cargos al interior del partido, su figura alcanzó notoriedad este año cuando explotó el caso Rincón, porque fue quien lo llevó al tribunal de ética del partido y lideró el grupo de militantes que se opuso a que fuera a la reelección debido a que estaba acusado de violencia intrafamiliar. Su postura fue la que finalmente se impuso al interior de la DC.

Hoy aspira a representar el distrito 10 y con el apoyo de  Jorge Burgos y la candidata presidencial DC, Carolina Goic espera ganar un escaño de la Cámara Baja en la elección de noviembre próximo.

-¿De dónde viene su interés por participar en política?

-Desde chico y mi primera elección fue en cuarto básico para ser presidente de curso, pero eso tuvo que ver con una toma de conciencia de la vida, de lo que estaba pasando en el país  y que fue el período que marcó Chile con el plebiscito del SI y NO.

-¿En su familia se hablaba habitualmente de política?

-Mucho, porque además tuve dos tíos exiliados y por lo tanto crecí con la sensación de tener una familia incompleta y que fue consecuencia de la dictadura. Cuando chico les tenía miedo a los carabineros y quizá se debía a que en mi casa estábamos en contra de Pinochet.

-¿Cuándo ingresó a la DC y que lo motivó a optar por ese partido?

-Mi abuelo fue falangista y lo que vi en mis primeros años fue a personas que estaban comprometidas en la lucha contra la dictadura y trabajaron desde la DC para recuperar la democracia en Chile. Me gustó la esa idea de que la DC te abría espacios para colaborar y ayudar a que se respetaran los derechos de las personas.

-¿Ese camino lo inició en la Universidad?

-Desde fines del colegio y cuando entre a la universidad fui dirigente en la escuela de Derecho de la Universidad de Chile  y luego fui consejero de la facultad, pero desde el primer día de universidad  ingresé a la Democracia Cristiana Universitaria (DCU).

Su eslogan de campaña es “Por lo justo” ¿Cree que el ejercicio de la política ha perdido la ética?

-Efectivamente hay un tema de la ética de la autoridad que es muy relevante, porque no se trata que todas nuestras autoridades tengan que ser santos, pero sí que en el rol de personas  públicas tengan un rol  educador para que cada político transmita  lo que queremos que se logre como sociedad. Hoy vemos que hay un relajamiento en la exigencia de conducta que deben tener las autoridades. ¡Eso tiene que cambiar!

-¿A eso responden los cuestionamientos que tiene la mayoría de la gente a los políticos?

-Ellos son absolutamente culpables porque da la sensación que hasta lo más elemental que se les pide lo hacen mal, porque cuando actúan como Congreso en muchos casos se olvidan del propósito inicial de hacer leyes para tener un país más justo y se dedican hacer leyes que los pongan en gracia con un cierto grupo. Ahí  hay dos ejemplos concretos: la ley cholito que no consideró que algunas razas pueden sufrir daños  y los estacionamientos en mall que hoy son más caros que antes que saliera la ley.

-¿Qué propuestas definen su candidatura?

-En todo el distrito la gente lo que quiere es una solución al  tema de seguridad y una de mis propuestas es la prohibición total de tenencia de armas porque es más que suficiente la que tienen las policías y fuerzas armadas. Tiene que haber un trabajo conjunto de la comunidad con la autoridad para enfrentar este problema. Otra de mis propuestas es impulsar iniciativas que estén relacionadas a la igualdad de género. Tengo dos hijos y una hija y desde ya tengo claro  que la vida para ellos será más fácil que para ella y me siento  responsable de cambiar eso. Todos  debiéramos asumir que la sociedad de manera sutil les dice a las mujeres que tienen un  rol secundario en la sociedad. En ese sentido una de mis ideas es que en el acto de nombrar las calles o plazas, la autoridad tenga la obligación de respetar  la paridad de género, porque una niña que vea en el futuro que existe una equidad se sentirá más empodera e inspirada. Hay que exigir un trato igualitario.

En esta elección debutará un sistema nuevo, ¿Los candidatos nuevos tienen las mismas oportunidades que los que van a la reelección?

-Aquí hay un riesgo que el cambio de sistema sea una pantalla porque los nuevos distritos se hicieron a medida de los actuales diputados, considerando que todos pueden reelegirse en ciertos sectores. Lo mismo  ocurre en materia de financiamiento, donde uno ve que todos aprobaron la ley de financiamiento y son los actuales parlamentarios los que no la cumplen.

Sin embargo, igualmente creo que hay una oportunidad y el sistema permite que los nuevos candidatos puedan desafiar y ganarle a los actuales. Ahí tengo puesta mi esperanza y el que sea nuevo y al no estar vinculado al desprestigio del Congreso me ayuda y me da una oportunidad.

Por Paula Canales

Show Buttons
Hide Buttons