Publicado el: lun 8, Abr, 2019

Carabineros inicia vuelos preventivos ante aumento de portonazos en la capital

Está focalizado desde comunas de la zona oriente hacia la zona norponiente, con especial preocupación en los puntos en que se conectan las autopistas urbanas, como Vespucio Norte con la Costanera Norte. 

Transcurría la noche del miércoles 3 de abril en Ñuñoa y cerca de las 23:00 horas -en un período de poco más de 20 minutos- una banda habría perpetrado tres portonazos en la comuna, según información de Carabineros. Autoridades policiales, de gobierno y del Ministerio Público manifiestan su preocupación ante un alza de este delito. El fiscal jefe de la Fiscalía Metropolitana Oriente, Manuel Guerra, ratifica el punto: «Lo que hemos tenido es un crecimiento de los delitos violentos en la zona. Eso es efectivo».

Para hacer frente a este aumento y las nuevas formas en que se ejecuta, Carabineros inició el pasado 1 de abril un plan de vuelos preventivos en la zona oriente de la Región Metropolitana. El mayor Ignacio Sanhueza, de la Prefectura Aérea de Carabineros, comenta que «a raíz de un aumento del robo de vehículos es que hemos adoptado un plan preventivo que tiene por finalidad apoyar a las unidades territoriales en alguna eventual persecución».

El plan está focalizado, en una primera etapa de marcha blanca de un mes, en operar entre las 21:00 y las 02:00 horas cada noche, según datos y estadísticas aportados por el Servicio de Búsqueda de Vehículos Robados y el Departamento de Análisis Criminal de la institución. Y se patrullan comunas del sector oriente y las conexiones con las autopistas urbanas, «porque son las vías con mayor facilidad que tienen ellos para huir de manera rápida y sin ser alcanzados», agrega.

La determinación de la zona de operación en el primer mes se realizó con datos del Servicio de Encargo y Búsqueda de Vehículos (Sebv) y el Departamento de Análisis Criminal, además de las comisarías de cada comuna, en que se identificaron puntos donde se registra en mayor medida el robo de vehículos.

«Como marcha blanca se estableció el sector oriente, hacia el sector del aeropuerto, todo el sector oriente y centro norte de Santiago, con una conectividad directa y especial con la Central de Comunicaciones, para que nos alerte de manera inmediata si se produce algún ilícito», indica Sanhueza, agregando que finalizado el mes se evaluarán los resultados para hacerlo extensivo a otras zonas de la capital o del país.

La Prefectura Aérea de Carabineros, ubicada en el aeródromo Tobalaba, tiene siempre listo un helicóptero para salir ante un llamado de emergencia, ya sea por una operación de apoyo ante un delito, para algún rescate o para un traslado médico. El tiempo de respuesta es casi inmediato, asegura Sanhueza: «Desde que se recibe la alarma, son dos minutos para que el helicóptero esté en el aire». Y desde que despega, para llegar a cualquier punto de Santiago, «no es lo mismo desde acá llegar a Peñalolén que a Maipú, pero lo máximo deberían ser cuatro minutos», destaca, explicando que los helicópteros tienen una velocidad de vuelo promedio de 200 kilómetros por hora.

Operaciones de rescate
La prefectura también cumple un trabajo en rescate de personas extraviadas. En 2017 se evacuó a 44 personas en situación de riesgo, cifra que disminuyó a 36 en 2018. En 2019 ya van 27 evacuaciones.

18

helicópteros en todo el país, de distintos años y modelos, tiene Carabineros. El 60% fueron fabricados entre 2007 y 2017 y cinco entre 1982 a 1985, los que se busca renovar.

2.258

misiones tuvieron los helicópteros en 2018, registrando 2.697 horas de vuelo. En 2017 fueron 1.538 misiones, con 1.514 horas de vuelo.

263

procedimientos operativos se han desarrollado con drones de Carabineros en lo que va de 2019. En todo 2018 se registraron 292 de estos operativos, lo que muestra el alza en su uso.

Fuente, http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=560681

Show Buttons
Hide Buttons