Publicado el: mar 7, Nov, 2017

Proyección Electoral del Distrito #10 Según las Municipales del 2012

Seguimos con los ejercicios de proyección electoral para el distrito # 10. En el artículo anterior hice la proyección para la próxima elección de congresales usando los resultados de la parlamentaria del 2013. En esta segunda proyección electoral vamos a simular los 8 elegidos en la próxima parlamentaria, sobre la base los resultados de la elección de concejales del 2012.

Para hacer esta simulación se requieren tres operaciones metodológicas: agregar y desagregar votos según las alianzas que hoy vemos en el escenario político, definir un “umbral de abstención” y “suponer un resultado para la elección de noviembre”.

Para el primer caso, se agrupa el Partido Igualdad con los Humanistas para formar lo que hoy conocemos como Frente Amplio. A la derecha, le agregamos el PRI que en el 2012 fue en una lista propia. A su vez, se aísla la votación de la DC de lo que es la Nueva Mayoría y los progresistas siguen compitiendo solos.

Abstención proyectada. Para la abstención usamos el mismo procedimiento del análisis anterior. El distrito tiene 950.566 electores. En las municipales del 2012 ese total era de 882.596 inscritos. La abstención en esta última elección en relación a los votos emitidos es del 62% y en relación a los votos válidos es del 65%. Como usamos la cifra de votos válidos para hacer la proyección debemos trabajar con una abstención del 65% equivalente a 308.660 votos. Más de 550.000 electores del distrito no le dieron el voto a ninguno candidato, a ninguna oferta política: ¿hay alguna razón para pensar que esta situación de “distancia” pueda ser revertida en la próxima elección?

Un 35% de participación proyectada para las parlamentarias del 2017 equivale a una cantidad de 330.000 votos válidos. Según esta proyección, los que no votan superarían los 600.000 electores.

La elección base. Los resultados de esta elección y la composición del campo electoral nos muestran significativas diferencias que me hacen plantear la hipótesis de que las parlamentarias del 2013 son más parecidas a la próxima elección que lo que podemos observar con la elección de concejales del 2012. Tres son los grandes cambios observados: la emergencia  política del Frente Amplio, el declive y la fragmentación de la Nueva Mayoría y el alza de la derecha.

En el  distrito # 10 en la elección de concejales del 2012 votaron 335.000 electores. De ellos, los votos válidos –que es lo relevante- llegan a 308.660. Los resultados por pacto fueron los siguientes:

La derecha, con RN y la UDI, logran el 36% de las preferencias con 110.092 votos. A su vez, el Partido Regionalista (PRI) que va en una lista propia llega al 3% de las preferencias (9.221 votos). Como sabemos, hoy ambos pactos forman parte del Chile Vamos.

La Nueva Mayoría en esa elección fue en dos listas; no obstante, logran en conjunto el 49.6% de las preferencias con un poco más de 150 mil votos. Internamente, los resultados son los siguientes: la DC con 42.300 votos se convierte en la primera fuerza del conglomerado. Luego, el PS logra 36.000 votos; el PPD con el 11% capta 33.700 votos, el PC logra 29.000 votos y los radicales con 12.000 preferencias llegan al 4% de los votos del distrito. No hay que olvidar, que en la coyuntura de un gobierno en crisis –el de Piñera-, la Nueva Mayoría es una fuerza política al alza de la mano del Bachelet.

Los progresistas de MEO con 18.000 votos logran el 6% de las preferencias. La evidente ausencia del Frente Amplio en esta elección es un rasgo clave; debido, a que este hecho impide hacer una proyección más diáfana.  En esta elección de concejales, el Frente Amplio  se articula y construye electoralmente a partir de la votación de dos listas: la de los igualitarios y la de los humanistas. Ambos partidos en listas distintas-, obtienen 16.500 votos equivalentes al 5% de las preferencias.

La proyección al 2017. Ya vimos que en las municipales del 2012 participó el 35% del padrón electoral del distrito. Esa cifra, proyectada a la próxima parlamentaria del 2017, da una total de 333.000 electores. No obstante, en dicha elección la participación debería ser superior a esa cantidad.

La derecha logra en esa elección el 39% de las preferencias del distrito. Sin duda, una votación muy relevante que se concentra en las comunas de Providencia, Ñuñoa y Santiago. A su vez, la Nueva Mayoría logra el 49.6% con 152.000 votos. De ese total, la DC tiene el 14% (42.000 votos) y el resto de la Nueva Mayoría (PPD-PS-PC-PRSD) el 36% -más del doble- de las preferencias con 110.000 votos en el distrito. El Frente Amplio es, sin duda, el pacto más castigado. De hecho, no hay que olvidar que en la coyuntura del 2012 este conglomerado no existía por lo que en esta proyección se ve muy sub valuado, sobre todo, considerando su caudal de votos. Finalmente, los progresistas logran el 6% con 18.000 votos con una interesante presencia en Macul y Providencia.

¿Cómo se distribuyen los 8 cupos del distrito # 10?

A pesar, de que consideró que la participación oscila en torno a los 400.000 electores, este ejercicio lo hacemos con la cifra de participación de la elección de concejales. Hay que decir, no obstante, que manteniendo constante la votación relativa de cada conglomerado no es relevante el número de votos válidos o electores.

Según estos resultados y con un cuociente de 32.509 votos, los elegidos por el distrito # 10 son: 4 de derecha, 3 de la Izquierda oficial y 1 DC.

A partir de estos resultados podemos plantear las siguientes hipótesis:

  1. Loa 8 cupos en competencia se dividen entre 3 fuerzas políticas. Los grandes perjudicados con esta simulación es, sin duda, el Frente Amplio.
  1. La DC, al igual que la simulación con los datos de las parlamentarias del 2013, logra un cupo. De hecho, con un cuociente de 1.4 está lejos de perder el cupo y de ganar otro.
  1. En esta simulación la derecha logra 4 cupos. Esto, refuerza la hipótesis de que no sería extraño ver al sector con 4 representantes en el distrito.
  1. La izquierda oficial –PPD, PS, PRSD, PC- logra tres cupos. En relación a la simulación desde la parlamentaria del 2013 este conglomerado nuevamente se queda con tres cupos.
  1. El Frente Amplio, en esta simulación se queda sin nada. Es muy poco probable, que ocurra este escenario. Al menos, tendrá un representante. Y eso, sin duda, depende del cuarto cupo que “posiblemente” logre la derecha o el tercer cupo que logre o pierda la izquierda oficial.

En definitiva, proyectar las parlamentarias del 2017, según la elección de concejales del 2012 nos muestra una realidad poco probable de suceder; sobre todo, por dejar fuera de la representación al Frente Amplio. Si bien, la coyuntura del 2012 es muy distinta a lo que vemos hoy, entrega pistas y datos muy distintos de los que proyectamos desde las parlamentarias del 2013.

Show Buttons
Hide Buttons