Publicado el: mié 8, Ago, 2018

Justicia condena a trabajador de constructora que agredió a vecina ñuñoína

En audiencia de juicio oral, el 8º Juzgado de Garantía de Santiago condenó a un trabajador de Constructora Santolaya como autor del delito de lesiones menos graves contra una vecina en el proyecto inmobiliario Stitchkin, Pucará 4880, Ñuñoa.

The Ñuñork Times, denunció esta agresión en la publicación del sábado 4 de marzo del 2017 (ver nota).

Según el blog “Barrio Los Adoquines de Ñuñoa“, los hechos ocurrieron en marzo de 2017, cuando la víctima fue a la construcción para reclamarle al administrador de la obra por malos tratos de parte de los trabajadores de Constructora Santolaya. Al no ser recibida por el encargado, tocó la campana del recinto, ante lo cual apareció el jefe de bodega, quien la empujó al piso estrangulándole los antebrazos, mientras su marido era retenido por otros trabajadores para impedirle ir en su ayuda.

La constatación de lesiones periciada por el Servicio Médico Legal consistió en policontusiones, erosión, equimosis y hematoma en brazo izquierdo, erosión en maleolo interno derecho y esguince de pulgar izquierdo. Terrible.

 

Edificio ubicado en Pucará 4880
Foto: blog barrio los adoquines

 

La sentencia dio por corroborada la versión de la víctima, mientras descartó que hubiese legítima defensa por parte del agresor ni tampoco invasión de morada por haber entrado a la obra. El trabajador de Constructora Santolaya condenado cumplirá pena remitida, quedando bajo el control de Gendarmería por un año y deberá pagar las costas del juicio.

Cabe señalar que en la construcción del edificio Pucará 4880 además hubo otros problemas graves: trabajadores de Constructora Santolaya acosaban sexualmente a vecinas en la calle –denunciado en Fiscalía por ellas– y consumían drogas en la vía pública. También hubo accidentes laborales que resultaron en trabajadores heridos de gravedad.

A todo lo anterior se suma que el Permiso de Edificación de Pucará 4880, Ñuñoa, de Constructora Santolaya, fue declarado ilegal por el SEREMI de Vivienda y Urbanismo (“no se ajusta a derecho”, Ord. Nº203/2018) por exceder la altura máxima permitida y presentar un estudio de sombras erróneo.

Show Buttons
Hide Buttons